¿Qué es este blog?

 

¡Hola! Bienvenido a Eficientemente.

Este blog nace por una de mis motivaciones principales, la Psicología y su divulgación, y más concretamente el fomento del bienestar en la vida diaria: qué aspectos de nuestro ambiente nos hacen trabajar y vivir mejor, qué practicas beneficiosas podemos adoptar y cuáles deberíamos ir abandonando para vivir con plenitud. Cómo adaptar espacios de trabajo o interfaces para su correcto uso, y cómo construir interacciones sanas con nuestros objetos analógicos y digitales. Especialmente estos últimos, que se han convertido en indispensables y necesitan ser configurados por el propio usuario para ayudar y no para entorpecer. El mundo digital es una prolongación de nuestra mente que podemos disfrutar y aprovechar con sabiduría.

En definitiva, Eficientemente nace como un proyecto multidisciplinar, con la intención de acercar investigaciones, aplicaciones informáticas, técnicas, o avances en la ciencia del bienestar a cualquier persona, tenga los conocimientos que tenga. Siempre he pensado que la ciencia, detrás de un lenguaje complejo y opaco en artículos o en revistas especializadas, aunque tenga su razón de ser, no le hace ningún favor a la sociedad general. Hoy día sabemos muchas cosas (aunque nos quedan muchas más por saber) acerca de vivir bien, y todo ese conocimiento puede ser aprovechado de forma práctica.

También habrá cabida para artículos de opinión y otros tipos de contenidos relacionados, con menos fuentes de información pero con bases fundamentadas, y siempre aclarando que se trata de una opinión y no tanto de una evidencia científica.

Este blog trata acerca de cada tema mencionado, pero también de todos ellos juntos. Como decía la Escuela de la Gestalt: “el todo es mayor que la suma de sus partes”.

Espero que te sea útil, y tu vida y tu mente sean más eficientes.

·   ·   ·

Si quieres contactar conmigo para cualquier asunto, pincha en la sección “Acerca de mí“, ya sean sugerencias para próximas entradas, correcciones ante errores publicados, o insultos merecidos por alguna opinión vertida.